Joven pasó cinco días perdido en un desierto: sobrevivió comiendo fruta e insectos

Kaden Laga, de 25 años, pasó cinco días perdido en un parque nacional en la frontera entre Idaho y Montana, en Estados Unidos. Afortunadamente logró sobrevivir al hambre y al frío comiendo fruta e insectos.

Todo comenzó la semana pasada cuando el joven salió a pasear a caballo junto a unos familiares. Durante el trayecto el caballo en el que iba su hermano fue herido en una de sus patas, por lo que Kaden le ofreció pasarle su equino.

Todo bien hasta que el joven en un momento se adelantó del grupo y se metió por una ruta equivocada. Ahí comenzó su odisea donde logró sobrevivir bebiendo agua de las cascadas y alimentándose de insectos y frutas que encontraba en el lugar, según señala Fox News.

“Bastante insípidos. Le dije a mi sobrina que son como palomitas de maíz sin mantequilla”, dijo al referirse a los grillos que debió comer.

Kaden intentó hacer fuego con su teléfono celular, como una forma de capar el frío, el cual reconoce, en un momento lo hizo temer por su vida y pensar que no iba a salir vivo de ahí.

Ese fue uno de los momentos de mayor angustia, al punto que decidió escribir un mensaje de despedida en su teléfono por si no volvía a ver a su familia.

“En caso de que no lo logre, te amo. He amado nuestra vida juntos y siento mucho dejarte como madre soltera”, es el mensaje que escribió y que afortunadamente pudo mostrar él mismo.

Mientras Laga estaba luchando por sobrevivir, sus familiares y amigos agotaban todos los recursos para dar con su paradero. El joven reconoce que escuchó helicópteros sobrevolar la zona en que se encontraba, pero lamentablemente los rescatistas no lograron divisarlo.

Finalmente la madrugada del quinto día el joven encontró un faro que utilizó para llegar a un campamento de rescate. Ese mismo día se reunió con su esposa y decidieron llamar a su hijo como uno de los rescatistas que se encontraba en el campamento.

Fotos: Facebook

               MK         MK