Las mascarillas de chia son una maravilla: rejuvenecen y eliminan las marcas en la piel.

Foto: hola.com

Cuando se trata de hidratar la piel, regenerar el tejido y devolverle el brillo natural al rostro, las mascarillas caseras hechas con ingredientes naturales resultan una excelente opción.

Uno de los ingredientes más efectivos para nutrir el cuerpo y cuidar de la dermis es la chia. Gracias a sus propiedades nutrimentales y sus altos niveles de calcio, magnesio y boro, esta semilla es ideal para proteger e hidratar la piel.

Te mostramos 3 mascarillas que tienen a este superalimento como elemento estrella y que te ayudarán a mejorar el aspecto de tu rostro. ¡Lucirás aún más bella!

Los beneficios de la chia

De acuerdo con un estudio publicado en el sitio web de divulgación científica Medigraphic, la chia es una planta oleaginosa que contiene grandes cantidades de vitaminas y minerales, tales como calcio, hierro, magnesio, fósforo y zinc.

Estos compuestos favorecen la cicatrización, retardan el envejecimiento y brindan una barrera que protege a la piel de factores externos como gérmenes y bacterias.

Asimismo, gracias a su alta concentración de antioxidantes, cardioprotectores y omega 3, esta semilla es vista como un excelente aliado para mantener la piel en buen estado y favorecer la regeneración celular.

#1 Mascarilla de chia con aguacate, lavanda y limón

Esta mascarilla es perfecta para las pieles que son propensas al acné y la dermatitis.

La magia de este tratamiento reside en sus ingredientes. Por un lado, el aguacate es rico en vitamina E y ácidos grasos, compuestos que ayudan a hidratar la piel y a eliminar las células muertas.

De acuerdo con un estudio, la lavanda cuenta con propiedades antiinflamatorias y antisépticas que combaten a las bacterias que causan el acné y evitan la aparición de arrugas.

Finalmente, un estudio, explica que al contener vitamina C, el limón resulta como un poderoso antioxidante que retrasa el envejecimiento y desvanece las manchas en la piel generadas por el Sol y las marcas de acné.

Necesitas

· 1 aguacate machacado

· 5 cucharadas de chia

· 3 gotas de aceite de lavanda

· 6 gotas de jugo de limón

Preparación

Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Aplica la mascarilla y deja reposar durante 10 minutos. Retira con agua tibia. Realiza este tratamiento en tu rutina nocturna (no la apliques durante el día, para que el limón no te provoque manchas con el Sol) y úsala dos veces por semana.

#2 Mascarilla de chia + aceite de coco + limón

Si lo que estás buscando es tener una piel hidratada, libre de manchas de sol y que tenga un aspecto terso y saludable, esta mascarilla es para ti. De acuerdo con los expertos, el aceite de coco es rico en ácidos grasos y vitamina E, compuestos que facilitan la creación de colágeno y elastina; proteínas que estimulan la elasticidad y flexibilidad de la piel, previenen y retrasan el surgimiento de líneas de expresión y fortalecen la regeneración celular.

Necesitas

· ½ taza de aceite de coco

· 1 cucharada de jugo de limón

· 2 cucharadas de chia

Preparación

En un recipiente, coloca todos los ingredientes y revuelve hasta que se mezclen. Aplica sobre el rostro limpio y deja reposar durante 20 minutos. Úsala tres veces por semana para obtener mejores resultados.

#3 Mascarilla de chia + agua de rosas

Este tratamiento es capaz de reducir la irritación en el rostro, evitar la aparición de arrugas, y proteger a la piel de infecciones y bacterias.

Los expertos, argumenta que gracias a su alto contenido en vitamina E, el agua de rosas es uno de los mejores tónicos naturales para el rostro. Esta ayuda a que la piel luzca suave, hidratada y sin manchas de acné o cicatrices.

Necesitas

· 1 cucharada de chia

· 1 tazas de agua

· ½ taza de agua de rosas

Preparación

Vierte las semillas en una taza con agua y déjalas remojando durante cuatro horas. Después, lleva la mezcla a la estufa; una vez que comience a hervir, retira del fuego y deja reposar por cinco minutos.

Cuela las semillas y agrégalas al agua de rosas. Lava tu rostro y aplica la mezcla por toda tu piel, asegúrate de no dejar ningún espacio vacío. Deja actuar por 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

Para mejores resultados, repite el proceso una vez por semana.

Finalmente, recuerda que la constancia es clave para que estas mascarillas funcionen adecuadamente. Pon manos a la obra y luce la piel que siempre has deseado.

Fuente: vix.com