Los nuevos hallazgos sobre los beneficios de la leche materna

No hay duda, la leche materna todo lo indispensable para que los recién nacidos puedan crecer y desarrollarse de manera saludable. Sus ventajas son tan importantes que todavía actualmente se sigue investigando sobre los beneficios de la lactancia materna, lo que ha dado lugar a nuevos descubrimientos.

Ya se sabía que la leche materna protege a los lactantes de muchas infecciones como las respiratorias, gastrointestinales, urinarias y la otitis. Además, los niños amamantados tienen un mejor desarrollo dental con menos problemas de ortodoncia y caries.

Uno de los grandes beneficios de la lactancia materna es que el riesgo de mortandad de los recién nacidos es menor durante el primer año de vida, que es cuando puede producirse la muerte súbita. Un artículo titulado “Novel bioactive substances in human colostrum: could they play a role in postnatal adaptation?” (Nuevas sustancias bioactivas en el calostro humano: ¿podrían desempeñar un papel en la adaptación posnatal?), ha revelado que el porcentaje es impactante.

Según sus autores, hasta el 90% de las muertes súbitas en lactantes se podrían prevenir si durante los seis primeros meses de vida su alimentación fuese exclusiva con leche materna. Esto es muy importante, ya que aquí se deja en evidencia lo necesario que es proporcionarles esta leche a los bebés.

Otro descubrimiento muy interesante que se ha hecho sobre la lactancia materna tiene que ver con el calostro que se produce durante los primeros tres días del posparto, según indica el artículo “Human Milk Composition: Nutrients and Bioactive Factors” (Composición de la leche humana: nutrientes y factores bioactivos). Tras el calostro aparece la leche de transición y en la segunda semana la leche materna como tal.

El calostro contribuye a las defensas del recién nacido, contrariamente a la leche materna cuya función es alimentarlo. Esto es gracias a los anticuerpos IgA que impiden que determinados patógenos se adhieran a la mucosa intestinal. Por lo tanto, el calostro es fundamental para que los recién nacidos tengan inmunidad en las mucosas.

Uno de los últimos descubrimientos sobre la lactancia materna tiene que ver con un oligosacárido, el 2’FL, que se encuentra en la leche y que favorece el desarrollo cognitivo de los lactantes. Esto les permite una mejora en su cognición que repercutirá positivamente en su etapa escolar de aprendizaje.

Foto: Shutterstock.