Tras los temblores, Angela Merkel rompió el protocolo y se sentó en un acto público

Este jueves la canciller alemana, Angela Merkel, rompió el protocolo y estuvo sentada en la ceremonia de bienvenida de la primera ministra de Dinamarca Mette Frederiksen, luego de los episodios de temblores que ha protagonizado en el último mes y que ha generado precaución por el estado de salud de la líder alemana.

Merkel recibió a Frederiksen en el auto de la Cancillería para luego caminar juntas hasta dos sillas en las que se sentaron para oír los himnos de Dinamarca y Alemania.

El último de estos episodios ocurrió el miércoles en la ceremonia de bienvenida del primer ministro de Finlandia, Antti Rinne, donde nuevamente se le vio que su cuerpo y en especial sus manos no dejaban de moverse.

Tras lo ocurrido en la bienvenida de Rinne, la mandataria germana aseguró que estaba bien y que “no es necesario que se preocupen por mí”.

Es la tercera vez que a Merkel se le ve sufriendo estos temblores públicamente en menos de un mes. La primera vez ocurrió el pasado 18 de junio mientras recibía al presidente ucraniano Vladímir Zelenski.

Menos de 10 días después, la canciller volvió evidenciar temblores en sus manos en el palacio de Bellevue, la residencia del presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, durante la toma de posesión de la nueva ministra de Justicia del país, Christine Lambrecht.

Foto: Shutterstock